terrazas con encanto

5 terrazas con vistas impresionantes para disfrutar del momento

Algunas terrazas con las mejores vistas del  mundo que te fascinaran… siempre que no sufras de vértigo. Siempre he pensado que una forma de saber si los paseantes de una ciudad son oriundos o visitantes es observando cómo caminan. Si lo hacen con la mirada hacia el suelo, entonces pienso que viven en esa ciudad, pero si lo hacen mirando constantemente y con admiración hacia arriba y a izquierda o derecha entonces creo que son turistas que no quieren perderse ni un detalle de la ciudad que visitan. 

Hoy les propongo un paseo con la mirada hacia abajo, pero desde las terrazas más altas del mundo, un paseo por las alturas, una vista de algunas ciudades del mundo desde el cielo, desde algunas de las terrazas más altas y con mejores vistas del mundo, donde podrán contemplar atardeceres que nunca olvidarán.

Terraza Ambrosia. Santorini

Dicen los muy viajados que Oia, un pequeño pueblecito de la isla de Santorini es uno de los rincones más románticos del mundo y es en este rincón donde se encuentra Ambrosia, una terraza en una típica casita encalada excavada en la roca de un acantilado que se abre hacia la caldera que formó un volcán hace 3.500 años y donde cuenta la leyenda que estaba ubicada la mítica Atlántida.
Una mesa con flores, velas con una agradable temperatura con vistas a La Caldera y en buena compañía son sinónimo de la cena romántica y perfecta.

Burj Al Arab. Dubai.

En la playa de Jumeriah se encuentra varado un gran y lujoso hotel con forma de velero. Aunque cada cual tenernos nuestros propios gustos y concebimos de forma distinta el lujo, es apropiado decir que este hotel compite por autodenominarse el hotel más lujoso del mundo.
No entraré en detalles sobre su decoración, lo dicho, para gustos colores, pero lo que sí que es un auténtico lujo son las vistas que se divisan desde su terraza y piscina  panorámica Bab Al Yam , a 200 metros sobre el nivel del mar y con vistas al archipiélago artificial ganado al mar denominado “La Palmera”.

Este año 2020 se celebrará la Expo Universal en Dubai, por lo que si piensas asistir no dejes de visitar esta terraza. Así mismo puedes consultar nuestro artículo Expo Dubai 2020: el futuro ya está aquí

Palazzo Sasso. Ravello.

La Costa Amalfitana, sin duda uno de los espacios más románticos del Mediterráneo y precisamente en esta costa es donde se encuentra uno de los hoteles con más encanto y más románticos del mundo, el Palazzo Sasso,  una villa del siglo XII situada en los acantilados de Ravello. Su restaurante Rosselini es uno de los “must” de la costa amalfitana por dos motivos, por sus dos estrellas Michelin y porque desde su terraza Belvedere, a 350 metros de altura sobre el Mediterráneo se observan como si de una postal se tratase los pueblos costeros que la rodean y que el atardecer les proporciona un color especial.

Puedes conocer más de la costa Amalfitana en nuestro artículo Costa Amalfitana:el placer de lo inesperado

terraza-sirocco-bangkok

Sirocco. Bangkok.

Situado en la planta 63 de la State Tower del lujoso hotel Lebua.  Cuenta con el privilegio de ser el restaurante más alto y exclusivo del mundo. Con una decoración equilibrada y minimalista para que nuestros sentidos se centren en apreciar una de las ciudades más caóticas a la vez que cordiales del mundo.
El refinado servicio junto con los acordes de una banda de jazz en vivo y las vistas que proporciona el atardecer hacen que por unas horas te sientas un auténtico privilegiado.

Café Pier Loti. Estambul.

Esta, al contrario del resto de terrazas que hemos descrito no es un establecimiento de lujo, o sí, según se mire, aquí el lujo no está en sus estrellas Michelin, ni en su servicio esmerado, sino en su privilegiada situación en la ciudad de Estambul a orillas del Bósforo.
El café Pier Lotti, seudónimo del escritor francés Julian Viaud del siglo XIX que relataba en sus crónicas la vida de Turquía en esa época, se encuentra en la colina de Eyüp, a la que se accede en teleférico y desde donde se puede disfrutar, mientras se saborea un denso café turco, de la vista de las innumerables mezquitas que decoran la ciudad, disfrutando a la vez de los colores del atardecer del famoso Cuerno de oro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies