BlogConsejos de viajeExperiencias

Cómo preparar un viaje con niños

trucos para viajar con niños

Muchos padres piensan al tener su primer hijo que se acabo el viajar más allá de una playa cercana hasta que los niños cumplan los 5 o 7 años y llegue el momento de ir al deseado Eurodisney, pero se equivocan, con una buena planificación logística es posible hacer viajes apasionantes, viajes que para los niños serán toda una clase de historia, de arte y de vida, y para los padres y abuelos una maravillosa experiencia. Si hay algo realmente gratificante es viajar juntas tres generaciones

Consejos para planificar un viaje con pequeños

Os doy algunos consejos para que aquellos que tenéis niños no prescindáis de uno de los mayores placeres que tiene el ser humano, viajar y descubrir nuevas culturas y nuevos horizontes.

Desde hace dos años es imprescindible que los niños lleven su propio pasaporte si viajan fuera de la Comunidad Económica Europea o su DNI si nos trasladamos por Europa y no dejéis para última hora la solicitud, a veces tardan meses en dar cita.

Es conveniente extremar las precauciones sanitarias, y siempre, especialmente en verano llevar una buena provisión de agua, siempre mineral para  evitar la deshidratación.
Evitar las horas de más calor, lo mejor es una buena siesta en el hotel.
Un minibotiquín nos vendrá bien en caso de pequeñas caídas o resfriados, aunque es conveniente contratar un seguro de asistencia en viaje, funcionan muy bien y su coste no es significativo.

Si pensamos en hacer un safari, posiblemente junto con los parques temáticos, el preferido de los niños, tendremos que pensar en alojarnos en hoteles apropiados cuyas condiciones sanitarias ofrezcan las máximas garantías e incluir en el equipaje ropa muy cómoda de fibras naturales, un buen repelente de mosquitos y protector solar de alta graduación. También es conveniente llevar ropa de recambio en la mochila diaria para cualquier percance.

Olvidaros de hacer visitas con guías que no estén especializados en niños, lo que para los mayores es una experiencia interesante para los niños puede convertirse pronto en aburrimiento. Lo mejor, que sean los padres quienes preparen las explicaciones y se las transmitan a sus niños como si de un cuento se tratase, ambos disfrutareis mucho más.

Durante los traslados pensad en juegos y entretenimientos variados, la opción tablet es muy frecuente hoy en día pero hay otras alternativas más «sanas» como recurrir a cuentos e historias, cartas y juegos clásicos de imaginación como el «veo veo» o el «adivina quién soy». Además de hacer más ameno el viaje del niño seguramente el resto de pasajeros del avión , tren, barco o autobús lo agradecerán.

Otro consejo es tener bien identificado a nuestro pequeño, y no hablamos ahora del DNI, sino de anotar en una cinta de tela  nuestro número de móvil y el hotel donde nos hospedamos y atarlo a un lugar visible, como la muñeca, el cinturón, o la cremallera de la cazadora. De esta manera si el niño se perdiera la persona que lo encontrara podría rápidamente ponerse en contacto con nosotros y todo sería mucho más sencillo, includio para la policía local.

Dónde dormir y comer en un viaje con niños

Es muy importante que los hoteles estén especializados en niños, algunos de playa o los temáticos ubicados en parques de atracciones son ideales para ellos pues todo gira en torno al mundo infantil, desde la decoración de las habitaciones hasta las piscinas, guardería y animación.
Una buena opción son los apartoteles, sus habitaciones son amplias cuentan con todos los servicios de un hotel y disponen de una pequeña cocina.

Son muchos los hoteles que ofrecen grandes descuentos para niños, pero es conveniente compararlos y ver hasta qué edad los aplican. 

Si viajáis con bebes no es necesario que llevéis vuestra cuna, la mayoría de los hoteles disponen de ellas, pero es importante que lo indiquéis a la hora de hacer la reserva.

Antes de viajar es recomendable investigar  sobre restaurantes apropiados para niños, el universo gastronómico infantil no termina en McDonalds. Existen restaurantes y cafeterías con menús y áreas infantiles acondicionadas para que los niños disfruten sin molestar al resto de comensales mientras los padres comen tranquilamente. Localízalos y no sólo el niño se divertirá sino que tendréis un tiempo de relax completo para coger fuerzas sin estar pendientes del niño ya que algunos incluyen una monitora que los vigila. En practicamente todas las ciudades del mundo existen estos restaurantes y su precio es bastante asequible. Dedica 1 hora  investigar y lo agradecerás de verdad.

Ejemplo de viaje

viajar con niños a legoland

Para terminar, os sugiero un viaje que apasiona a niños y mayores:
Tomar un vuelo a Munich, hacer una noche en esta ciudad y su visita monumental con el zoo, al día siguiente, tomar un coche de alquiler o tren directo y desplazaros a Gunzburg a 111 km y alojaros en el hotel del parque de Legoland, pasar dos días en este parque y dirigiros en coche o tren a Nuremberg para conocer esta histórica ciudad y visitar el parque de Playmobil antes de regresar en vuelo directo a España. Sin duda un viaje que tanto niños como padres recordareis para siempre.

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *