BlogCiudadesConsejos de viaje

Cómo viajar a Nueva York con niños

viajar a nueva york con niños

 Si viajar a Nueva York para un adulto es algo sorprendente, bien  planificando viajar a Nueva York con Niños puede ser fascinante, y además viajar para los niños es la mejor escuela que pueden tener, una forma de ampliar su mundo y por supuesto de ampliar su mente.

Nueva York es una ciudad con una oferta cultural y de ocio inabarcable para el viajero por lo que, a no ser que dispongamos de mucho tiempo, no tendremos más remedio que seleccionar y programar muy bien aquellas actividades que más vayan a gustar a los más pequeños.

Aunque los aviones fascinan a los niños, un vuelo largo sin apenas poder moverse les puede llegar a aburrir, así que el primer consejo sería el tomar un vuelo directo que se si reserva con tiempo de antelación puede costar hasta por debajo de los 400.-€ y preparar para el viaje diversas distracciones para evitar el aburrimiento. No sólo hablamos de la ya frecuente tablet con  dibuos o juegos, sino de algo más sano ya que el vuelo dura varias horas, clásicos como el veo veo, pinturas y papel para dibujar, algún juego de bolsillo, cuentos y comics, etc.

Nueva York ofrece una amplísima variedad de hoteles, podemos alojarnos en uno que además de tener un precio asequible y estar bien localizado les encante a los niños como The James en el  Soho, un barrio divertido y creativo, perfecto para explorar con ellos. El hotel está dirigido a los niños con una gran variedad de comodidades y juguetes y una oferta de juegos de mesa y libros para colorear. En verano tiene la piscina en la azotea con juguetes hinchables. Por la noche ofrecen a los niños leche y galletas antes de acostarse, este hotel sirve el mejor brunch de familia en Nueva York.

Un concepto de museo diferente, mezcla entre  parque infantil, ludoteca, biblioteca y  museo es el Children´s Museum Of Manhattan que garantiza diversión y aprendizaje en  movimiento y sin necesidad de conocer el idioma inglés.

Bajar por tobogán del Billy Johnson’s Playground es un juego fascinante, está situado dentro del Central Park. El gran tobogán de granito, rodeado de plantas y piedras. A los niños les encanta la velocidad y en esta atracción van a disfrutar.

Aunque el MOMA es un museo de arte contemporáneo es un lugar ideal para mostrar el arte a los niños ya que sus obras no se limitan a las dos dimensiones ni a las técnicas tradicionales. En él podemos encontrar un helicóptero colgado de la entrada principal que llamará sin duda la atención de vuestros hijos. Tiene una cafetería estupenda, un espacio infantil, y una programación de actividades en familia muy interesante. Para los niños disponéis además una audioguía infantil.

Nueva York, si no te planificas bien puede llegar a ser una ciudad muy cara, pero no todas sus actividades y atracciones lo son, como ejemplo el trayecto hacia Staten Island con el Ferry gratuito es una forma de trasladarse para los neoyorkinos y una interesante  actividad para los turistas, el disfrutar de la preciosa vista del Skyline de Manhattan.

La tienda de juguetes Fao Schawars es la más famosa de Nueva York por su aparición en la película Big, protagonizada por Tom Hanks. En ella el protagonisa encarnaba a un niño que tras pedir el deseo de hacerse mayor a una máquina de feria de deseos éste se cumple, y a la mañana siguiente despierta como adulto y termina trabajando en una tienda de juguetes, que es precisamente esta. Aunque la juguetería original cerró en 2015 se volvió a  abrir en 2018 en el Rockefeller Center. Tiene dos inmensas plantas con juguetes y chucherías, y por supuesto una replica del piano, algo más moderno, de la película, en el que Tom Hanks tocaba al bailar sobre él con sus pies. El origen de la tienda viene de la mano de un inmigrante alemán en torno al 1862 que comenzó con una modesta empresa que ha terminado siendo un centro de interés turístico, donde los clientes son recibidos por trabajadoes vestidos de soldaditos de plomo!

Muy cerca está la LEGO Store donde encontrareis la maqueta del Rockefeller Center esculpida a base de estos bloques de construcción ¡es genial! 
Y en la tienda oficial de Nintendo encontrarás todo tipo de merchandising de Super Mario, Pokémon, Zelda… Y, por supuesto, ¡juegos!

Patinar en Nueva York en familia es una experiencia que con el paso del tiempo va cobrando fuerza en la memoria de los niños y el mejor y más emblemático lugar para hacerlo es en la pista de patinaje sobre hielo del Rockefeller Center, a un paso de Times Square.  La temporada va desde octubre hasta abril, aunque si vas fuera de temporada siempre puedes tomar un refresco en la plaza junto a la archiconocida estatua dorada de Prometheus, el enigmático titán de la mitología griega, que aparece como telón de fondo en todas las fotografías de la pista de patinaje.

Además Nueva York es una auténtico plató de cine, decenas de películas se han rodado en sus calles, por lo que si te documentas bien puedes contar historias a tus niños de los lugares que aparecen en las películas que les gusten, como Spideman, Superman, etc. de manera que se a más fácil visitar lugaraes que a priori no son para niños.

Y un lugar donde toda la familia disfrutaréis es el Museo de Historia, sobre todo la zona de los dinosaurios que les encanta a los niños.  Y por supuesto si algo le gusta a los niños son los parques, ¿y qué mejor sitio para descansar y pasar un tiempo de «relax» al aire libre que visitando Central Park? Además algunos días suele haber animación espontanea de bailes, gente tocando música, etc así que es un buen lugar para visitar después de la visita al museo, ya que además está justo enfrente. Por cierto, en él podreis ver varias esculturas, una de ellas en honor al cuento infantil Alicia en el país de la maravillas.

Nuestro consejo es que si quieres visitar Nueva York con niños lo hagas, no te frenes pensando se puedan aburrir. Organizando bien el viaje y pensando en actividades para todos sera una experiencia que nunca olvidarán.

Además puedes planificar el viaje con nuestra Guía de Nueva York, donde encontrarás todo lo que necesitas para esta aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *