CiudadesExperiencias

Costa Amalfitana: el placer de lo inesperado.

Viajar a la costa amalfitana en Italia

Días de verano en Nápoles, Pompeya y la Costa Amalfitana

Acceder a la Costa Amalfitana es fácil, rápido y barato, desde Madrid y Barcelona vuelan varias compañías a Nápoles, algunas de bajo coste con precios realmente competitivos si el billete se emite con antelación.

Hay diversas formas de recorrer la Costa Amalfitana, en coche, mejor si es un descapotable, en barco con las inolvidables vistas del  siempre azul mar Tirreno y los pintorescos pueblecitos y también en Vespa emulando a los maravillosos Audrey Hepburn y Gregory Peck.

Aunque La Costa Amalfitana ofrece mucho que ver y mucho que hacer es conveniente incluso imprescindible para los amantes de las ciudades genuinas y de la buena cocina invertir alguna noche en Nápoles ciudad auténtica donde las haya. Es delicioso pasear por sus calles, pero aún lo es más degustar la auténtica pizza napolitana pues fue en Nápoles donde allá por 1.544 nació esta joya de la gastronomía que Italia ha sabido exportar a todo el mundo.
Y el lugar para mi más recomendable sin duda es la popular, baratísima y habitualmente llena Da Michele  fundada en 1870, tiene siempre tantas personas esperando que hasta tienen que organizarse por números. Solamente sirven las pizzas estrictamente napolitanas “marinara” (tomate, ajo, orégano y aceite de oliva virgen extra) o “margarita” (tomate, mozzarella o fior di latte, albahaca y aceite de oliva virgen extra).

Y de Nápoles propongo ir a Pompeya, víctima del volcán Vesubio que en el año 79 erupcionó  tan violentamente que la cubrió de lava y cenizas, sepultando a todos sus habitantes y edificios, drama que permitió que hoy podamos apreciar sus edificios y mosaicos casi casi como se encontraban en aquellos tiempos.

 

ruta por costa Amalfitana

Ruta por la costa

Una vez visitadas las ruinas de Pompeya podemos poner rumbo hacia una de las rutas por carretera más bellas del mundo, la que recorre la bahía de Nápoles por pueblos tan bonitos y pintorescos como Sorrento, Salerno, Ravello, Positano y por supuesto Amalfi el glamuroso pueblecito a los pies del Monte Cerreto y que fue una de las cuatro Repúblicas Marítimas Italianas junto a Venecia, Genova y Pisa. En nuestro recorrido por la Costa Amalfitana visitaremos también pueblos encantadores como  Praiano y Furore tan pequeño y desconocido como bello y haremos una excursión en barco para conocer la exclusiva y deseada isla de  Capri.

Uno de los mayores placeres al recorrer la costa es observar los atardeceres, a la vez que se degusta un limoncello desde las serenas terrazas de los emblemáticos hoteles con maravillosas vistas al mar, como las que ofrece el señorial Le Sirenuse de Positano, el elegantísimo Santa Caterina de Amalfi o el Belmond Hotel Caruso de Ravello, hoteles de gran lujo pero con precios elevadísimos que superan en temporada alta los mil euros por noche.

Pero si nuestro presupuesto es más reducido y queremos disfrutar de una estancia con encanto podemos elegir el Relais Blue de Massa Lubrense de estilo desenfadado y natural con unas magníficas vistas al mar desde sus habitaciones y magníficos desayunos en la terraza por unos trescientos euros la noche o también el hotel Villa Scarpariello Relais ubicado en un bonito y cuidado palacio del siglo XVI sobre el acantilado en Marmorata de Ravello con precios mucho más asequibles unos 150.-€ por noche.

Y como decía al principio una forma de disfrutar de nuestro recorrido por la Costa Amalfitana es hacerlo en una Vespa, y no solo por el encanto que tiene hacerlo en esta emblemática moto sino también porque las carreteras son muy angostas con mucho tráfico en temporada y porque es mucho más fácil encontrar aparcamiento. El alquiler por día ronda los noventa euros.   

compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *