Viajar es para siempre

Marrakech

Si vas a viajar a Marrakech (Marruecos) con esta guía puedes preparar tu viaje con todos los detalles que necesitas saber para conseguir un viaje con mucho estilo y descubriendo lugares únicos que frecuentan los habitantes y que te sorprenderán, alejados del turistiqueo y que te mostrarán la auténtica esencia de Marrakech.

También te mostraremos las zonas más habituales y turisticas de Marrkech, así como algunos consejos para elegir bien dónde comer y dormir y por supuesto unos valiosos trucos a la hora de regatear en sus famosísmos zocos o mercados. Pero lo primero de todo te damos unas cuantas razones por las que te gustará viajar a Marrakech.

Cuestiones clave para preparar tu viaje a Marrakech

Por qué te gustará Marrakech

Marrakech es posiblemente la ciudad más exótica e intensa de las situadas a tan solo dos horas de avión de España y hay vuelos directos muy baratos con compañías Low Cost.  Junto a Mequinez, Fez y Rabat, es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos.

Es una intensa ciudad que cuenta con dos versiones de sí misma, la auténtica, la tradicional y misteriosa y la moderna, cosmopolita y glamurosa, favorita de artistas y personalidades mundiales para sus escapadas turísticas.

 

Además en la plaza  Djemaa el Fna,  inscrita en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco te sorprenderás con malabaristas, narradores de cuentos, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y toda una gama de personajes protagonistas de cualquier obra surrealista.  Su Medina también está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Sus zocos se caracterizan por estar entre los mejores y más auténticos del mundo, son todo un laberinto donde perderse se convierte en un excitante placer . Y su noche adquiere un matiz elegante y seductor con restaurantes, clubes y discos a la altura de los mejores del mundo.

El nivel de vida en Marrakech es muy asequible para los españoles, aunque existen hoteles, restaurantes y clubes tan caros como los más lujosos del mundo.

Marrakech es la puerta de acceso al desierto del Sahara que podrás recorrer en 4×4, en camello, a caballo o a pie.

 

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Requisistos: visados, vacunas, permisos…

  • Los ciudadanos españoles no precisan tramitar una visa a Marruecos para visitar el país como turista. Será suficiente con llevar encima un pasaporte que tenga una vigencia mínima de seis meses y rellenar un impreso de color blanco a la entrada y a la salida del país.
  • Los menores de 16 años deben de disponer de pasaporte además de contar con el consentimiento de todas las personas que ostenten la patria potestad o tutela. Los padres deberán llevar el libro de familia y si los hijos viajan con un de ellos deberán contar con el permiso del conyugue expedido en la comisaría de policía.
  • La autorización para viajes con menores al extranjero la puedes descargar en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • No es necesaria ninguna vacuna para visitar Marruecos. Si te alojas y comes en establecimientos con garantías sanitarias no es preciso extremar las precauciones mas allá de tomar siempre agua mineral. Si tu viaje es de aventura es siempre recomendable estar vacunado contra el tifus y hepatitis a y b, así como visitar la web Viajarseguro antes de emprender el viaje para conocer la situación actual.
 

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Seguridad en el viaje, consejos y seguros especializados

El gobierno marroquí está dando mucha importancia a la seguridad y lugares como aeropuertos, monumentos, sitios de interés turístico, puertos o fronteras están constantemente vigilados por lo que podemos decir que Marrakech es una ciudad segura para los turistas, aunque como en todas las ciudades donde el turismo es masivo hay que prestar especial atención a los carteristas de guante blanco. En cuanto a la sanidad, se indica que las condiciones sanitarias son más o menos correctas, pues hay clínicas privadas con buenas instalaciones y personal cualificado. El MAEC aconseja contratar un seguro de viajes que te cubra la asistencia y la repatriación sanitaria, porque la atención de calidad en el país puede resultar muy cara. Algunos consejos para viajar por Marruecos de forma segura que recomienda IATI Seguros en su blog.
  • Viaja protegido gracias a un buen seguro de viajescomo el de IATI Seguros.
  • Bebe agua embotellada siempre, evita el consumo de ensaladas y lava bien las frutas que vayas a comer. También es aconsejable llevar pastillas antidiarreicas.
  • Es seguro viajar a Marruecos y es aconsejable probar la comida local, pero evita los puestos callejeros y come en restaurantes. Las intoxicaciones alimenticias son frecuentes.
  • Si viajas en coche, asegúrate de que esté asegurado con la máxima cobertura posible.
  • Conduce con mucha precaución. El tráfico es bastante caótico e, incluso en las autopistas, es normal que se te crucen todo tipo de vehículos, personas y animales de manera repentina.
  • En el caso de tener pensado practicar deportes de riesgo, es imprescindible tener un seguro de viajes que cubra los gastos del rescate.
  • Evita las grandes concentraciones de personas.
  • Sé respetuoso con la religión y la monarquía.
  • No des muestras de afecto en público. Según la legislación actual, las relaciones homosexualesse pueden perseguir por la vía penal.
  • Sé discreto. Viste con discreción y no muestres constantemente dispositivos electrónicos o cámaras de mucho valor.
  • Si tienes algún problema en tu viaje a Marruecos, denuncia en las autoridades del país y guarda toda la documentación. Notifícalo en el Consulado o la Embajada de España.
  • Aún en las zonas más turísticas, evita caminar por las medinas de noche. Aunque de día no suele ocurrir nada, la poca iluminación de las noches hace que los asaltos sean algo más frecuentes.
  • A la hora de montarte en un taxi, pide que te pongan el taxímetro o acuerda el precio con el taxista. Procura informarte con antelación del precio aproximado del trayecto. Puedes hacerlo buscando en foros o preguntando antes de salir del hotel.
  • Como te hemos indicado, es seguro viajar por Marruecos, pero ten en cuenta que algunas personas te van a intentar estafar. Por ejemplo, te van a pedir dinero por guiarte hacia tu hotel o para sacarte de la medina. Otra estafa habitual es que te digan que el monumento que vas a visitar está cerrado para llevarte a un sitio que ellos quieran o un evento por el que termines pagando mucho dinero. No te decimos que no te fíes de nadie, pero estas estafas son comunes y conviene estar pendiente.
  • Como siempre decimos, es seguro viajar a Marruecos, pero es clave usar el sentido común. Sigue las precauciones que seguirías en cualquier otro viaje. Disfruta de tu viaje de una manera coherente.
Volver a Cuestiones clave para tu viaje

La mejor época del año para viajar a Marrakech

En primavera se considera por muchos la mejor época para viajar al interior del país, especialmente si tienes pensado hacer una escapada al desierto por las temperaturas tibias y el clima no tan sofocante.

El verano es mucho más cálido, en Marrakech se pueden acercar las temperaturas a los 40 grados lo que hace que tengas que estar bien hidratado. Más duro aún es el calor en el interior del desierto. Por este motivo muchos turistas aprovechan para escaparse a las playas mediterráneas en lugar de a Marrakech, así que no es lo que se considera temporada alta en Marrakech, a pesar de ser época de vacaciones en toda Europa.

Una temporada que muchas personas no recomiendan es el Ramadán, un periodo en el cual, los musulmanes deben pasar ayunos desde el amanecer hasta el anochecer; esta falta de alimentos y agua los debilita mucho durante todo el día, y no les da por trabajar a muchos de ellos, por lo que será común encontrar muchos establecimientos y negocios cerrados, y sin funcionar durante días

Temperaturas medias MínimasMáximas
Primavera13º a 15º26º a 29º
Verano19º a 21º35º a 40º
Otoño16º a 11º30º a 22º
Invierno 06º a 11º17º a 21º
 

Puedes conocer la mejor época para viajar a otros destino en nuestra sección «Cuándo viajar a…«

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

 

Cómo llegar: Compañías aereas más convenientes

Nosotros solemos recomendamos buscar vuelos en primer lugar en Skyscanner por  sus buenos resultados.  Pero sabiendo las compañías que operan puedes ir diractamente a su web:

Desde Madrid hay vuelo directo con Marrakech con Iberia, Air Europa y Ryan Air.

Desde Barcelona operan en vuelo directo Iberia, Ryan Air y Vueling.

Con escala en una ciudad europea o en Casablanca operan varias compañías.

 

Y si tienes la suerte de poder elegir las fechas que desees para viajar te recomendamos este post de Ivan Gadea, uno de los mejores Travel hackers,  en el que aprenderás los secretos para conseguir las tarifas más económicas.

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Traslados desde y al aeropuerto. En taxi o servicio público

El aeropuerto de Marrakech – Menara está a sólo 6 kilómetros del centro de la ciudad. Por eso, el trayecto es muy rápido.

Puedes tomar el autobús urbano Alsa 19 que sale desde el mismo aeropuerto y va haciendo paradas hasta la medina, el trayecto te costará unos 30 Dírhams, aproximadamente 3 € y el chofer te indicará la parada más próxima a tu hotel.

Si vais dos o tres personas, os interesa más tomar un “petit taxis”, el precio  de este taxi con capacidad hasta 3 pasajeros para un lugareño seria de unos 70 Dirhans o 7 € por taxi pero los turistas difícilmente llegamos a ese nivel de regateo, por lo que pagar 10€ sería un precio muy aceptable.

También está la opción de tomar el que llaman “Grand Taxi” con capacidad hasta 10 pasajeros y con un precio después de regatear de 10 € pero sinceramente no merece la pena pues tienes que compartirlo con otros pasajeros y esto hace que pierdas tiempo y vayas apretado.

Una buena opción es la de contratar un coche privado con capacidad para 4 personas y su equipaje que cuesta unos 14 € y que si te vas a alojar en un riad de la medina donde los coches no pueden acceder el chofer te acompañará hasta la misma puerta.

Una buena opción por precio y calidad de los coches y chóferes que nos gusta recomendar es Civitatis .

 

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Hoteles con estilo (independientemente de su categoría)

Marrakech cuenta con excelentes alojamientos, dormir en riads y hoteles baratos y con estilo no es tarea fácil de encontrar,  te descubrimos algunos de los alojamientos mejor situados, con encanto y de precio muy asequible.

Una de las experiencias más auténticas que puedes encontrar en tu viaje a Marrakech es alojarte en un riad que en árabe significa jardín, y que suele ser una pequeña y acogedora casa particular con pocas habitaciones en torno a un patio interior con plantas y una pequeña fuente o pileta.  Son lo que nosotros solemos llamar hoteles con encanto y se garantizan por el trato muy personalizado que dispensan los que normalmente son sus propietarios o anfitriones.

 

Pero si lo que quieres es tener una experiencia digna de Las Mil y Una Noches, también encontrarás la lista de los mejores hoteles de Marrakech, los preferidos de la Jet Set internacional.

Selección de los riads que a nosotros más nos gustan y que ofrecen un precio razonable.

Riad Tizwa

La casa es grande y bonita, cuenta con un patio lleno de flores, balcones envueltos en llamativas cortinas y seis espaciosas habitaciones con muebles cómodos y sencillos. El servicio es muy personalizado y discreto. Una de las mejores características de este riad es terraza con sus vistas de la medina.
El desayuno es un gran momento del día con yogur casero, fruta fresca, bollería y pastelitos, el riquísimo pan marroquí, tortitas francesas y huevos.
Está muy bien ubicado a un paso del palacio Dar el Bacha (un excelente lugar para recoger taxis) y solo de cinco a 10 minutos a pie de los zocos, Medersa Ben Youssef y Djemaa el-Fna.

Riad Malika

El hogar del artista Jean-Luc Lemée, es uno de los riads más antiguos y característicos de la medina. El ambiente creativo y la influencia intercultural son un gran atractivos de este riad tan especial. Dispone de cuatro salas de estar con un diseño de buen gusto. También dispone de un pequeño hammam con una  piscina exterior y una sala de masajes justo al lado del patio principal. Junto a la piscina hay un pórtico cubierto con un bar. Las nueve habitaciones son amplias y están decoradas con piezas vintage y modernistas. El desayuno se sirve en la terraza, el almuerzo junto a la piscina y la cena de tres platos en el jardín a la luz de las velas. Un lugar realmente especial.

Dar Attajmil

Acogedor es la palabra que define a este intimo riad de cuatro habitaciones. Alojarse en el es hacer una inmersión en la vida de la medina marroquí. Con una atmosfera cultural con conciertos de música improvisada en el patio, y cursos de cocina con la cocinera dada. Las cuatro habitaciones no son muy grandes, pero pero están cuidadosamente equipadas y decoradas con colores suaves. A destacar la excelente cocina que sirve fusión de tradición marroquí y mediterránea.

Riad Berbère

Un riad estupendo del siglo XVII con un exuberante jardín islámico y cinco habitaciones minimalistas llenas de luz. Al igual que la decoración, el servicio aquí es cálido, auténtico, discreto y personal. La gerente Ingrid es una mina de información y tiene una libreta de direcciones envidiable llena de contactos para los mejores peluqueros, instructores de yoga y músicos locales. Las cinco habitaciones tienen hermosas proporciones, camas de plataforma de bajo nivel, techos altos, vestidores y baños de tadelakt. La comida aquí es tradicional, fresca y sabrosa. En la terraza de la azotea se sirve un delicioso y glamuroso desayuno marroquí con frutas y tortitas

P’tit Habibi

Es la casa de vacaciones del arquitecto noruego Knut Hovland, la casa tiene un carácter excéntrico e íntimo y quedarse allí es como pasar las vacaciones con amigos. La música marroquí sale del salón escandinavo-chic y atraviesa el patio de mármol con su enredadera, donde Fátima, la dada (cocinera) a menudo asa kebabs sobre un fuego de carbón. El personal es amable, servicial y discreto.  Hay cinco habitaciones, todas decoradas de forma diferente con una mezcla ecléctica de muebles de madera pintada, artesanía y fotografías de Marruecos en la década de 1960.

Riad Chambres d’Amis

Su propietaria Anke van der Pluijm  es diseñadora de interiores y  tuvo la oportunidad de comprar un riad que descaradamente decoró de manera memorable con varios estilos llenándolo de artesanía local, mobiliario y accesorios kitsch “upcycled”. La casa tiene un gran patio con jardín, un pequeño bar y una terraza cubierta con plantas. Anke es una maravillosa anfitriona que aporta excelentes sugerencias para comprar, además tiene una tienda de artesanía en línea con la decoración de su riad. La comida aquí es tan eclactica como la decoración, que combina cenas marroquíes de tres platos con prolongados desayunos bufé, almuerzos ligeros y tapas españolas.

Riad Le J

Es la casa marroquí de dos diseñadores de muebles italianos y está escondida detrás de la mezquita Mouassine.
Combina un diseño interior elegante con artesanía local. Cualquiera que sea la habitación que elijas entre las cuatro opciones temáticas te gustará: Menta, Azafrán, Pimienta y Canela, todas tienen un gran encanto. Los techos pintados de las habitaciones  fueron rescatados del mercado de Bab el Khemis y restaurados con detalle con colorida geometría.Los desayunos son sensacionales, con pan recién hecho, panqueques suaves y miel de flores silvestres de las montañas.

Dar al Assad

Una puerta de bronce tachonada da entrada a un patio con arcos de herradura y acogedores bhous (asientos) con invitados que conversan relajadamente en un ambiente lleno de bustos, libros y objetos de arte. La casa lleva casi veinte años en funcionamiento por lo que las cosas funcionan como un reloj suizo. Sus habitaciones son amplias y modernos con baños revestidos de mármol.
El desayuno es todo un festín de panqueques baghrir, huevos fritos con mantequilla, yogur casero y fresco, pan recién horneado y pastelitos de chocolate.
La cena es un momento especial que empieza con un cóctelen la terraza de la azotea, y sigue con un excelente menú en el patio.

Riad Matham

Sin estridencias ni adornos innecesarios, Riad Matham ofrece una auténtica experiencia sencilla y minimalista. Esta situado en la medina en una casa del siglo 16, justo al lado de los zocos. El personal es atento y siempre dispuesto a satisfacer a sus invitados con excelentes recomendaciones de que hacer en la medina u organizar excursiones e incluso planificar fiestas de cumpleaños.
Aparte de la maravillosa terraza y la piscina, tiene un pequeño hammam.
Las seis habitaciones conservan su carácter tradicional con techos altos y pintados con grandes puertas «rtaj» y detalles de estuco.
El desayuno en la terraza de la azotea es una verdadera satisfacción.

Riad UP

Localizado en la animada zona de Kennaria, el Riad UP es un tranquilo refugio con una acogedora sala de estar, y una piscina en el patio. Es la casa de la diseñadora mallorquina Elsa Bauza y combina un estilo minimalista moderno con texturas marroquíes terrosas. El servicio es súper personalizado. La casa está organizada en dos alas, lo que garantiza que las habitaciones sean tranquilas. Su decoración es sencilla y contemporánea. El desayuno en la terraza es un desfile de productos saludables de miel de montaña, tortitas marroquíes  y yogur casero entre otras delicias locales.

Riad Tchaikana

Una perla escondida en Marrakech, a 12 minutos a pie de Djemaa el-Fna y seis minutos de la Medersa Ali ben Youssef, con amplias suites decoradas con jarras de agua saharianas antiguas y sillas Dogon talladas a mano.  Una cocina excelente y un servicio atento y considerado.

Riad Al Moussika

Este riad de seis suites, exquisitamente decoradas, fue un antiguo palacio de Thami el’Glaoui, Pasha de Marrakech y Señor del Alto Atlas. Ahora sus interiores son Art Deco, y alberga uno de los mejores restaurantes de la medina, con increíbles vistas de las montañas del Atlas.

Riad Jennah Rouge

Si te encanta el ambiente mochilero, pero ya no estás dispuesto a compartir baño, entonces este riad es el lugar para ti. Este hostal auténtico y juvenil ofrece todos los beneficios esperados para mochileros con una buena dosis de confort. La terraza de la azotea ofrece incluso vistas a los jardines reales.

Y con un precio….. inmejorable.

Pero si buscas alojarte en establecimientos de calidad reconocida aunque de presupuesto medio alto estos hoteles y riads te encantarán.

Riad Joya

Diseñado con esmero por el director de arte y propietario italiano, Umberto Branchini, el Riad Joya ofrece una dosis de elegancia milanesa en medio de las polvorientas callejuelas de la medina. Hay siete suites llenas de glamour además de una hermosa piscina y un bar en la azotea.

Riad Adore

El Riad Adore es un hotel espacioso y luminoso con un acabado contemporáneo. Ofrece una arquitectura original, un servicio hogareño, una piscina en el patio y un hammam de una pinta. Pregunta por la habitación Victoria es la mejor de la casa.

Riyad el cadi

Es el retiro de un ex embajador,  ofrece paz y aislamiento a la vuelta de la esquina de la siempre animada plaza de Djemaa el-Fna. Son cinco riads vinculados que ofrecen habitaciones que muestran el arte del Medio Oriente, desde azulejos pintados a mano en la suite otomana hasta antiguos velos de bodas bereberes en las habitaciones de Douriya.

Palais Lamrani

Un verdadero palacio histórico de riad con un espectacular jardín lleno de árboles frutales y pájaros, lleno de lujosos muebles y un patio con piscina y seis habitaciones grandes y ricamente decoradas que evocan fantasías de 1001 noches.

Los Jardines de La Koutoubia

En el corazón de la Medina, con el aroma y color que caracteriza a Marrakech  cerca de la legendaria Plaza Jemaâ el Fna, en un edificio que que data del siglo XIII, es un prestigioso alojamiento muy apreciado por la calidad de su servicio, un lujoso Spa regentado por Carita y un restaurante con fama internacional.

Riad 72

Un escondite de moda en la histórica medina donde la fotógrafa italiana Giovanna Cinel ha unido el estilo de un traicional riad marroquí con su particular estilo milanes

Mövenpick Hotel Mansour Eddahbi Marrakech

Un original hotel de lujo con centro de conferencias, fue renovado por los arquitectos franceses Studio MHNA por nada menos que 100 millones de dólares, aunque su precio no es barato no llega a ser prohibitivo. Se convirtió en un hotel palaciego con 503 habitaciones inspiradas en la extravagante vida del Sultán Ahmed Al-Mansour, que lleva su nombre.

Radisson Blu Hotel, Marrakech Carré Eden

El nuevo e innovador Radisson Blu es un ejemplo de cómo Marrakech se está moviendo hacia un ambiente más moderno y contemporáneo. Las 198 habitaciones, el bar, el restaurante, la suite ejecutiva y el spa fueron concebidos por un estudio de diseño de Casablanca con experiencia y combinan un estilo relajado y moderno de mediados de siglo con sutiles influencias marroquíes.

Savoy Le Grand Hotel

Situado a 500 metros de los jardines de la Menara y 2,2 Km de la gran Plaza , un hotel con buenas habitaciones, servicio atento y piscina exterior que en verano se agradece.
El hotel aunque grande y algo impersonal gusta mucho.

Pullman Marrakech Palmeraie Resort & Spa

 

Un resort grande de lujo con 252 habitaciones, tres piscinas y un lago artificial rodeado de 17 hectáreas de jardines, olivares y palmeras. Tenis, golf y un spa de bienestar Nuxe. Una buena opción para ir con niños que se entretienen en una Aldea Infantil que está abierta todo el día.

Mejores Hoteles de Marrakech

Royal Mansour Marrakech

El rey de los de los hoteles de lujo donde se alojan los reyes de todo el mundo. El Royal Mansour fue encargado por el rey Mohammed VI, quien a menudo aloja a sus huéspedes en sus 53 riads privados, que se encuentran en casi cuatro hectáreas de fragantes jardines moriscos rodeando la medina.

La mamounia

Si el Royal Mansour es el Rey a La Mamounia podemos denominarla la gran dama de Marrakech. Un emblemático hotel que ofrece preciosos jardines amurallados, cuatro restaurantes, fabulosos desayunos y habitaciones de cuidado estilo marroquí, cerca de la plaza Medina y la plaza Jemaa El Fna.

Imprescindible, aunque no te alojes, tomar una copa en su glamuroso bar.

Mandarín Oriental, Marrakech

Este fabuloso hotel está inspirado en un moderno estilo marroquí formado por los colores del desierto y el rico patrimonio creativo de los habitantes originales bereberes de Marruecos. El resultado es un oasis fresco y contemporáneo.

Four Seasons Resort Marrakech

En medio de 40 acres de exuberantes jardines, justo al borde de la histórica Medina. Forma parte de la exclusiva familia Four Seasons y podemos decir que es un hotel que se adapta bien a todos los gustos y tipos de clientes desde familias a recién casados ​​pasando por los directivos y empresarios más exigentes

Amanjena

Amanjena significa «paraíso pacífico» y la visión recortada del arquitecto Ed Tuttle es la de un palacio morisco monumental con perspectivas que se desvanecen a través de arcos que evocan una atmósfera de calma zen. Amplios espacios y habitaciones con simetría agradable y lujosos acabados.

Selman Marrakech

Un elegante hotel  que combina el estilo francés del famoso arquitecto Jacques García con un spa de Henri Chenot, cuenta con una fantástica piscina de 75 metros, servicio de mayordomo personal y la pasión marroquí de la cría de caballos de pura sangre en las instalaciones del propio hotel.

Villa des Orangers

Beber un té de menta mientras los pájaros cantan entre los naranjos oliendo a azahar es el verdadero lujo de este riad de 27 habitaciones. Miembro del exclusivo club  Relais & Chateaux está ubicado en dos residencias de principios del siglo XX, es uno de los pocos hoteles cerca de la medina con un amplio patio con jardín, donde los huéspedes pueden nadar en la piscina climatizada de 18 metros.

La Sultana Marrakech

El lujo, la historia de este edificio y el sentido de la hospitalidad son las señas de identidad de La Sultana. Alojarse aquí es una experiencia real, teniendo en cuenta la decoración grandilocuente del hotel y la minuciosa restauración de tres años, que hasta involucró a la Organización de Monumentos Históricos.

Palais Namaskar

El Palais Namaskar, a las afueras de Marrakech, ofrece habitaciones tranquilas y un bar en la azotea con fabulosas vistas de las montañas del Atlas. Ubicado en el oasis The Palmeraie, a solo 20 minutos en coche de los zocos del centro de Marrakech. Las habitaciones son mucho más amplias que en los hoteles de la ciudad, con paredes de vidrio que se abren a las piscinas ornamentales.

Almaha Marrakech

Inspirada en el poema de Baudelaire ‘L’invitation au Voyage’, Almaha Marrakech es un gran hotel boutique de 12 habitaciones en la Kasbah con un lujoso spa.

 

Lugares y monumentos imprescindibles que ver en Marrakech

Plaza Djemaa el-Fna

Prepárate para para ver uno de los mejores espectáculos del mundo, la plaza Djemaa el-Fna, designada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad se mueve a un ritmo frenético. Originalmente era un lugar de ejecución pública – el nombre de la plaza significa ‘asamblea de los muertos’. Hoy en día atrae a la multitud que queda fascinada por los pasatiempos más cuiriosos y hasta surrealstas, como cuentacuentos, narraciones con hombres vestidos de mujer, astrólogos, encantadores de serpientes y monos adiestrados, acróbatas, curanderos, y grupos de música popular

Los chefs callejeros se ponen en marcha al atardecer, cuando surgen nubes de humo de las parrillas encendidas con brasas de las barbacoas comunales más grandes del mundo.

La medina y la plaza de Jemaa El Fna son visitas obligadas. La ciudad exterior bien poco tiene que ver con el interior de la medina. Al cruzar por una de las puertas de la muralla nos trasladamos inmediatamente a otra época. En el interior nos espera un auténtico laberinto de callejuelas, y en el corazón, la plaza Jemaa El Fna con un espectáculo impagable; músicos, chilabas, encantadores de serpientes, aguadores, dibujos de henna, vendedores, carros, motos…
Para observar tranquilamente este jaleo hay que tomarse su tiempo y para ello nada mejor que tomar un té a la menta en alguna de las numerosas terrazas chill out de la media. El Café Árabe (184, rue Mouassine) ó La Terrasse des Épices (15, souk Cherifia. Sidi Abdelaziz) son dos buenos ejemplos, normalmente están frecuentadas por una mezcla de aventureros, bohemios y snobs.
Lo mejor, el atardecer desde estos café-terrazas, con la puesta de sol, las vistas sobre la ciudad se vuelven mágicas

tiendas en el zoco de marrakech

Zocos

En ninguna parte es más evidente el ambiente medieval de Marrakech como en este centro comercial con siglos de antigüedad. En Mouassine, los jóvenes diseñadores muestran sus creaciones de ropa contemporánea.En Souk Cherifa, un mercado dentro de un mercado, puedes comprar gorros estilo bereber, sombreros de paja personalizados y carteras de cuero que para nada desentonarían en los clubes más de moda de París, Londres o Nueva York.
Sumérgete en Souq Sebbaghine (Dyers 'Souk), donde las madejas de lana de azafrán recién teñidas cuelgan para secarse contra los cielos azules del Sahara; o en Souq Lebbadine, donde las multitudes se arremolinan alrededor de los puestos de cuero. Regatear no es un opción, es un arte obligatorio que podrás aprender leyendo nuestro post “Sobre el cambio de moneda, las compras y 10 buenos consejos para regatear en Marrakech”

Torre Koutoubia perteneciente a la mezquita de Marrakech

Torre de la Koutoubia

Esta torre que sirvió de modelo para la construcción de la Giralda de Sevilla pertence a una de las mezquitas más grandes del mundo, pudiendo acoger a 20000 personas en su sala de oraciones. Como lugar de culto que es y dada su importancia para el Islam no se permite entrar a personas no musulmanas, sin embargo sus jardines y la propia arquitectura son dignas de ver y es posible hacerlo sin ningún problema.

Patio interior de Ali Ben Youseef Medersa en Marrakech

Ali ben Youssef Medersa

Fue el centro de estudio islámico más grande del Norte de África y está en Souq el-Fassi, cerca de Place ben Youssef, ésta escuela coránica data del siglo XIV y es una obra maestra de la arquitectura hispano-morisca. En la parte superior de la entrada, una inscripción dice: "Ustedes que entran en mi puerta, que sus mayores esperanzas sean superadas", y el patio es realmente una joya que ciertamente cumple con la promesa.
Alrededor de un estanque reflectante, está el claustro con arcos cubiertos por zellij (mosaicos) de cinco colores y el intrincado estuco de nido de abeja y un dintel tallado de madera de un viejo cedro del Atlas. En el otro extremo, hay una sala que contiene el mihrab, lugar de oración, ricamente adornado que indica la dirección de La Meca.

El Palacio de la Bahía

Le pusieron este nombre que signifca brilantez porque la intención cuando se construyó, en el siglo XIX,  era que se convirtiera en el palacio más grande jamás construido. Además del palacio,  de arquitectura islámica, cuenta con varios jardines memorables que abarcan una extensión de 8000m2.

Tumbas saadíes

Situadas al norte de la Casba pegadas a la pared sur de la mezquita Moulay El Yazid, las tumbas saadíes de Marrakech datan de los tiempos del sultán Ahmad al-Mansur. Las tumbas fueron redescubiertas en 1917 y restauradas por los servicios de Bellas Artes.

El palacio El Badi

Fue edificado a finales del siglo XVI por el sultán Saadí Ahmed al-Mansur para celebrar la victoria sobre el ejército portugués en 1578 en la batalla conocida con el nombre de la Batalla de los Tres Reyes. Según los cronistas de la época era la maravilla del mundo musulmán.

Jardines de Majorelle

Originalmente fue el hogar del aclamado pintor paisajista Jacques Majorelle, esta villa con su exterior azul cobalto y su encantador jardín lleno de especies exóticas del desierto es uno de los sitios más visitados de Marruecos. Posteriormente la villa fue adquirida Yves Saint Laurent, y su compañero, Pierre Bergé que salvaron los jardines del abandono en los años sesenta. A la muerte de Yves en 2008, sus cenizas fueron esparcidas en el jardín de rosas. Junto a los jardines se encuentra el museo Yves Saint Laurent un edificio diseñado por el despacho de arquitectos francés, Studio KO. Su fachada es de ladrillo terracota y evoca la trama de una tela, con su volumen y colores tierra, muy característico de los diseños de Yves Saint Laurent. En este enlace podrás leer un interesante artículo titulado El Marrakech de Yves Saint Laurent .

Museo de Marrakech

Situado junto a la madrasa de Ben Youssef, es un magnífico palacio construido en una parcela de 2.108 m², dotado de un patio grande y confortable de 709 m², típico del arte morisco, transformado un museo privado y lugar de acogida de actividades culturales.

La Maison de la Photographie de Marrakech

Situado junto a la madrasa de Ben Youssef, es un magnífico palacio construido en una parcela de 2.108 m², dotado de un patio grande y confortable de 709 m², típico del arte morisco, transformado un museo privado y lugar de acogida de actividades culturales.

Dónde comer bien en Marrakech: Los sitios más populares y lujosos que frecuentan los lugareños

Latitud 31 

Latitude 31 sirve sofisticada cocina de fusión medi-marroquí, que incluye ofertas ambiciosas como queso briouat (pasteles) con puré de fresa y pollo tagine con manzanas caramelizadas y miel de tomillo. Aparte de las extravagantes combinaciones de sabores,. A pesar de su ubicación en la concurrida Rue El Gza, el patio interior sombreado es maravillosamente tranquilo, lleno solo por la suave banda sonora del DJ residente.

Dirección:  186 rue El Gza, Arset Ihiri, Bab Doukkala, Medina
Contacto:  00 212 524 384 934; latitude31marrakech.com 
Precios:  alto

Gastro MK 

La cocina euro-marroquí de fusión de Gastro MK le ha valido siete años de galardones como uno de los mejores restaurantes de la Medina. En la actualidad, el chef marroquí, Omar El Ouahssoussie, ha vivido el menú de degustación de cinco platos de su predecesor con deliciosos platos como el cuscús de coliflor con alcaparras y pasas y lubina con salsa chermoula. Su capacidad es de tan solo 20 plazas, por lo que es necesario reservar con antelación. Como guiño a los antecedentes en inglés del propietario, también puede disfrutar de un completo té inglés por la tarde aquí, con sándwiches de pepino, galletas de miel y bollos caseros.

Dirección: 4 Derb Sebaai, Bab Laksour, Medina
Contacto: 00 212 524 37 61 73;  maisonmk.com 
Precios: alto

Le Restaurant en La Maison Arabe 

Establecida en 1947, La Maison Arabe es el punto de referencia de la buena cocina en Marrakech, ha acogido a personas como Winston Churchill, Jackie Kennedy y Aga Khan. La decoración esta basada en la artesanía marroquí creando un ambiente romántico, iluminado por velas realzado por el sonido suaves de la música árabe-andaluza que se escucha de fondo. El menú es exclusivamente marroquí y ofrece clásicos reconfortantes, como el tajin, junto con platos más innovadores, como las chuletas de cordero con infusión de azafrán.

Dirección:  1 Derb Assebhe, cerca de Bab Doukkala, Medina
Contacto:  00 212 524 387 010;  lamaisonarabe.com 
Precio: caro
Horario: de  lunes a domingo de 7:30 a medianoche

PepeNero 

Ubicado en un riad que fue propiedad del Pasha Thami el-Glaoui, Pepenero es un lugar muy romántico. Algunas mesas están situadas debajo de los naranjos rodeados de patios cubiertos de mosaicos y fuentes de mármol que fluyen con suavidad, otras mesas están situadas en varios salones amueblados con gruesas alfombras marroquíes, artesonados con techos de madera de cedro bellamente decorados. Se ofrecen dos menús, uno marroquí y el otro italiano.

Dirección:  12 Derb Cherkaoui, Douar Graoua, Medina
Contacto:  00 212 524 389 067; pepenero-marrakech.com 
Precios:  medio alto
Horario de apertura:  martes a domingo , 12 am a 2:30 pm y 7:30 pm a 11 pm

Al Fassia 

Dirigido por un equipo exclusivamente femenino, Al Fassia es una de las principales luces de la escena gastronómica de Marrakech. Lo que lo distingue no es solo el comedor de ricos colores con sus baquetas llenas de cojines y sus pesados ​​manteles blancos, sino la herencia de Chaass hermanas Fassi, que aporta un toque de refinamiento culinario a muchos platos tradicionales. El mezze de nueve platos para comenzar es un mini banquete por derecho propio, y muchas personas se detienen allí, pero eso sería perderse la memorable tagine de calabaza y cordero y el delicioso paletito de cordero asado con almendras.

Dirección: 55 Boulevard Mohammed Zerktouni, Gueliz
Contacto: 00 212 524 43 40 60;  alfassia.com 
Horario: de lunes a sábado, de 12:00 a 14:30 y de 19:30 a 23:00.
Precio: medio/caro

Naranj 

Una primicia para la medina, un bistro libanés de primera clase que sirve un excelente menú de carnes a la parrilla y marinadas y deliciosas ensaladas. El interior es discreto y contemporáneo al igual que la cocina y las porciones son muy generosas, lo que significa que muchos platos son buenos platos para compartir. El kibbeh es especialmente bueno, al igual que la ensalada de pollo con vinagreta de naranja y azafrán. Habiendo emigrado aquí por Viena, los postres tienen un toque europeo. No te pierdas las almendras divinas con mascarpone, granada y azahar, es una sensación de sabor.

Dirección: 84 Rue Riad Zitoun Jdid, Medina
Contacto: 00 212 524 386 805, naranj.ma 
Precios: medio.
Horario: de lunes a domingo, 11 am a 11 pm

La famille

La Famille un hallazgo sencillo y con encanto, situado en un gran jardín cerrado con mesas esparcidas debajo de plataneros y olivos. El menú vegetariano, mediterráneo es fresco y simple y cambia regularmente para incorporar lo que sea de temporada. Las ensaladas, en particular, son muy recomendables. En el sitio también encontrará una linda tienda con artículos de cuero, joyería, cerámica y cestas.

Dirección:  42 Riad Zitoun Jdid, Medina
Contacto:  00 212 524 385 295,  facebook.com/La-famille-marrakech
Precios:  Barato
Horario:  martes a domingo, mediodía a 5 pm

Reloj de café 

Sobre la base del éxito desenfrenado de su café en Fez, el expatriado británico Mike Richardson abrió este café en 2014. Ubicado en una antigua escuela en la Kasbah, el patio lleno de luz ofrece un lugar perfecto para el té de menta y los talleres de narración de cuentos, mientras que los residentes los yoguis instruyen a los que están en una situación de estrés en la respiración consciente en las terrazas de la azotea. El chef estrella, Tariq Hadine, también se ha trasladado aquí desde Fez y hace su magia en el menú de temporada de Marrakshi de ensaladas frescas, sándwiches y la hamburguesa de camello, los domingos por la tarde, organiza conciertos de Rock con the Kasbah sunset

Dirección:  224 Derb Chtouka, Kasbah, Medina
Contacto:  00 212 524 378 367;  cafeclock.com 

Precio: barato
Horario: todos los días, de 9 am a 11 pm

Nómada 

Clever Kamal Laftimi, uno de los empresarios más creativos de Marrakech, lo ha vuelto a lograr con este moderno restaurante marroquí y un bar de cócteles en la azotea. Los elegantes sofás de color arena y las mesas de azulejos blancos y negros provocan una explosión del color. El menú, también, es intrépidamente moderno, con giros eclécticos en clásicos como los calamares marinados en comino servido con una pizca de harissa picante o pastel de dátiles con aroma a azafrán con helado de caramelo salado. También es el mejor lugar en la medina para saborear buenos cócteles a base de Martini con pepino y deliciosos mojitos helados. Parte de los beneficios del local van a una organización benéfica local.

Dirección:  1 Derb Arjaan, justo al lado de Rahba Kedima, Medina
Contacto:  00 212 524 381 609,  nomadmarrakech.com 
Precios:  Barato / Medio
Horario:  todos los días, 11 am-11pm

Le Jardin 

Nada mejor que terminar la mañana después de haber paseado sin parar que disfrutar de un almuerzo en este oasis de tonos verdes debajo de un dosel de hojas de plátano, bambú y palmeras observando como las tortugas avanzan por los mosaicos y degustando una ensalada  marroquí o un sándwich club, acompañado de un batido de naranja y remolacha o un batido de dátiles. También hay platos marroquíes,

Dirección:  32 Rue El Jeld, Souk Sidi Abdelaziz, Medina
Contacto:  00 212 524 378 295,  lejardin.ma 
Precios:  barato/medio

Chez Mado 

En Marrakech encontrar un restaurante especializado en pescado es un gran alivioo. El chef francés Alex Chaussetier se ha propuesto servir y servir los mejores mariscos marroquíes, incluidas las suculentas ostras de Oualidia, las grandes gambas del Atlántico y los delicados platos de meunière. Lo más destacado es, por supuesto, las elevadas bandejas de mariscos que se pueden disfrutar con las botellas de Pouilly Fume. El restaurante contemporáneo, con mesas de roble claro, evoca un ambiente playero. Los fines de semana suele haber música en vivo. El menú du jour tiene una excelente relación calidad-precio.

Dirección:  22 Rue Moulay Ali, Gueliz
Contacto:  00 212 524 421 494,  facebook.com/chez-mado-marrakech 
Precios:  barato / medio
Horario de apertura: de  lunes a sábado, 12 del mediodía a 3 pm y 7 pm a 11

Bakchich Cafe 

Con su decoración de colores suaves y con alegre camareros, Bakchich es una parada popular para el desayuno y la hora del almuerzo para lugareños y turistas. Desayune con café fuerte y beghrir empapado de miel  u opte por abundantes ensaladas, generosos sándwiches y jugos frescos recién prensados ​​para el almuerzo. El ambiente amigable y la conexión Wi-Fi gratuita aseguran que el lugar siempre esté lleno y que pueda encontrar nuevos amigos

Dirección:  Rue des Banques, Kennaria, Medina
Contacto:  00 212 661 488 692
Precio: barato
Horario:  todos los días, de 9:30 a 22:30
Tipo de pago:  efectivo

Henna cafe 

Dirigido por la artista estadounidense Lori Gordon y el marroquí Rachid Karkouch, el Henna Café no solo sirve una deliciosa kefta en su terraza de la azotea, sino también una dosis de cultura. Su falafel y su ensalada de aguacate, son deliciosas. Mientras come puede hacerse un tatuaje temporal de henna por el artista loca Nquasha. La idea detrás de la iniciativa es romper las barreras sociales y culturales a través del arte, y mientras conversas con tu tatuador.
En la planta baja,  una galería de arte muestra el trabajo de artistas locales.

Dirección:  93 Arset Aouzal (cerca de Dar el-Bacha), Medina
Contacto:  00 212 656 566 374; hennacafemarrakech.com 
Precios:  barato
Horario:  todos los días, de 11 am a 8 pm

Naima 

Este lugar diminuto, sin adornos, enterrado en el corazón de los zocos. Solo hace una cosa, el cuscús, y lo hace muy bien. Los asientos son de estilo marroquí en torno a un plato común que todos comen, y las porciones son enormes. A veces también hacen un sabroso tagin de pollo, en cualquier caso su comida siempre es  casera y servida con un delicioso té a la menta.

Dirección:  Derb Sidi Ishak, Medina
Precio:  barato
Horario:  todos los días, de 10 am a 10 pm

 Amal Center 

En el Amal Center, puede comer bien y sentirse bien, ya que parte del beneficio del local  se destina a apoyar a la organización sin fines de lucro de Amal, que ofrece programas de alfabetización y capacitación culinaria para mujeres necesitadas. El menú que cambia regularmente también presenta platos marroquíes menos comunes, como bolas de pescado, tortilla marroquí y ensalada de calamares. Dado que muchas de las mujeres que trabajan aquí son madres, los niños están bien atendidos con una guardería llena de juguetes, juegos y artículos de arte. También se ofrecen clases de cocina ( por unos 30.-€  por persona).

Dirección:  esquina de Rue Ibn Sina y Rue Allal ben Ahmed (cerca de Polyclinique du Sud), Guéliz
Contacto:  00 212 524 446 896; amalnonprofit.org 
Precio: Barato
Horario:  todos los días, mediodía a 4 pm

 

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Diversión en Marrakech con estilo y un punto de locura…

Marrakech tiene una gran oferta de ocio y diversión.

Sobre restaurantes no hay nada que envidiar a los europeos, destaca Le Comptoir Darna (Avenida Echchouada, Hivernage) , un lugar muy divertido con bailarinas de danza del vientre, en el que se puede cenar, tomar una copa o pasar una noche movidita. La consigna es ver y dejarse ver. Pero si preferimos comida tradicional, la mejor opción es el Le Fondouk (55 Souk Hal Fassi, La Medina), en la medina,  un lugar especial que ofrece platos típicos marroquíes compuestos por deliciosas sopas picantes, tajines, cuscús y pastillas horno. http://www.foundouk.com/

Si podemos movernos, a 3km de la ciudad, o 20 minutos de la Medina, se encuentra el Bo-Zin (Route de l’Ourika km 3,5,), un restaurante con platos de influencia francesa, marroquí, japonesa y tailandesa. Después de la cena el ambiente se calienta y empieza la verdadera fiesta
Recibe cada noche a la clientela local y extranjera más exclusiva de Marrakech. Sólo el nombre da muchas pistas. Tanto Bo, en francés, como Zin, en árabe, significan onomatopéyicamente lo mismo: bonito. Éste es local de las caras guapas, de gente pudiente acostumbrada al lujo. El dj sirve música disco occidental y los propios camareros marcan el ritmo con timbales creando una atmósfera muy animada y exótica.

Le Bar Churchill.

Es el bar del hotel La Mamounia, con su suntuosidad y código de etiqueta estilo James Bond, este es uno de los bares más emblemáticos y exclusivos de la ciudad. Este es tu sitio si te gusta el jazz, los ambientes exclusivos y tienes una cartera abultada.

 Theatro es la famosa Studio 54 trasladada al desierto. Bolas de espejo colgadas del techo iluminan la piel de los bailarines que se mueven al son de la música disco. Tiene una gran selección de dj’s, bebidas y todo ello dentro de un teatro completamente restaurado.

En el puedes disfrutar de la famosas «Noches Blancas» que se desarrollan en las noches del sábado. El código es solo «vestir de blanco».

Está en el distrito de Hivernage cerca del Hotel Saadi en la calle Qadissia.

El precio de la entrada es de 200 dírhams y está abierto desde las 11: pm hasta las 5 am.

Club Pacha

Considerado como uno de los “súper-clubs.” más exóticos del mundo, tiene dos lounge con ambientes diferentes, dos restaurantes y como no, una sala de baile por la que desfilan DJs de reputación internacional. Y cuando estés demasiado empapado en sudor puedes darte un chapuzón en su piscina con impresionantes vistas de la cordillera del Atlas.

El precio de la entrada puede oscilar entre 150-200 dírhams dependiendo de muchos factores como si vistes de forma elegante y a la moda o si vas solo, con tu pareja o con un grupo de amigos, todo depende de tu experiencia en estas lides, es posible que hasta puedas entrar de forma gratuita. Abierto desde las 20:00 hasta las 5 am.

 Le Diamant Noir

En dirección a la medina desde Guéliz, justo al lado de la Av. Mohammed V a la izquierda antes de llegar a la gran Ronda Liberté (Liberté rond), nos encontramos este clásico de la noche de Marrakech. Aquí podrás encontrar a los lugareños y visitantes de todas las tendencias, los estudiantes, gigolós, aspirantes a modelos, tipos de empresas, …incluso no sería extraño encontrarte con algún famoso. Las cosas se animan alrededor de la medianoche.

Este es un lugar muy popular con tres barras, pista de baile oscura y la música R&B and hip-hop, fusionando temas occidentales con música marroquí. Es uno de los pocos clubes con una escena gay en especial de lunes a viernes por la noche.

So Night Lounge

En este local que se encuentra en el hotel Sofitel, encontraremos cuatro ambientes muy distintos:

So Zen pensado para clientes que pretendan tomarse una copa tranquilamente,

So Good donde podemos cenar y asistir a un espectáculo,

So Nice, zona libre de alcohol para relajarse,

So Fun, es el lugar que nos ocupa, una discoteca con todas las de la ley y Dj´s de primera línea.

Paradise

Popular entre las clase alta local y expatriados esta enorme discoteca se llena todas las noches al son de R&B, hip hop y música árabe. Abierta de 10 de la noche a 4 de la madrugada se encuentra en los bajos del hotel Kempinsky Mansour Eddahbi, en la Avenue de France.

 REVIVIR EL PACIENTE INGLÉS

O una novela de John Le Carré o cualquier historia de entreguerras en un país de calor asfixiante. O incluso Casablanca. Todos esos relatos resuenan en nuestra cabeza cuando cruzamos la puerta de Le Grand Café de la Poste. Lleva aquí, en Guéliz, desde los años 20, la época del Protectorado Francés. Entonces, ya era lugar de ocio y de reunión y, nos gusta pensar, de espías y romances más o menos clandestinos. En 2005 fue renovado por unos nuevos dueños franceses, pero, tranquilos, conserva su aire de café colonial, su suelo de damero, ventiladores en el techo y una gran escalera central desde cuya cima se divisa todo el ambiente. Aunque es bonito a todas horas, durante el día se pueden apreciar todos los detalles de la decoración. El menú baila entre Marruecos y Francia. Hoy, Le Grand Café de la Poste sigue siendo lugar de reunión de expatriados y gentes que dejan traslucir vidas interesantes, quizás más interesantes que las nuestras. ( leído en Conde Nast Traveller)

 Dar el Bacha, la calle más cool de Marrakech

Te dirán que, para comprar en Marrakech, lo mejor es ir al zoco: no los creas. Al menos, si lo que te apetece es adquirir una pieza única e imaginativa y, aún así, profundamente marroquí. En este artículo aprenderás a disfrutar de Dar el bacha

 

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Tu experiencia de compras con estilo

Sidi Ghanem  www.sidighanem.net 

Encontrarás verdaderos tesoros en términos de decoración para el hogar de distintos artesanos y diseñadores.

Kis Boutique: Keep it Secret
33 Rue Majorelle
36 Derb Fhal Chidmi
Marrakech Medina
www.kismarrakech.com
Tel: +212 6 75 48 00 18

Una parada obligada para comprar objetos tradicionales con una influencia moderna. ¡Este lugar es una pasada, mantengamos el secreto!

Design and Cook Gallery 166 Bi Sidi Ghanem 40000 Marrakech www.designandcookmarrakech.com Tel: +212 6 75 34 76 69 Un verdadero paraíso artístico, la galería Design y Cook ofrece una amplia selección de muebles y objetos de decoración, como también diversas exhibiciones y tours guiados de Sidi Ghanem.

Algunas de las experiencias inolvidables que puedes organizar en Marrakech

Disfrutar de un masaje y una sesión de Hammam

En Marrakech existe un buen número de hammams o baños públicos, es una de las tradiciones más auténticas y placenteras que ofrece Marrakech.  En el interior una vez en la sala de vapor se crea un ambiente relajante y de bienestar , un tebbaya,  asistente de baño, te cubre de savon noir (jabón negro hecho con aceitunas) antes de limpiar todo tu cuerpo frotando enérgicamente con una esponja de esparto y finalizando con una máscara de barro calmante

Algunos Riads y hoteles tienen buenos hammams, pero a nosotros nos gusta recomendar estos:

El Hammam de la Rose (00 212 524 444 769) en 130 Rue Dar el Bacha.

El Hamman Les Bains De Azahara  Rue Fatima Zouhra Derb Ezzaouiya N.1 et 2 Bab DoukkalaMarrakech 40000, Marruecos

Les Bains de Marrakech
2 Derb Sedra, Bab Agnaou | Kasbah, Marrakech, Marruecos

El precio ronda los 50.-€ con sesión de Hamman y masaje, aunque algunos pueden resultar más caros.

Excusión al desierto de Agafay

Directamente al suroeste de Marrakech, a unos 40 kilómetros,  bajando por la Route d’Amizmiz, se encentra el desierto de Agafay. En primavera, la extensión árida se cubre con trigo y flores silvestres, pero en verano y otoño el sol la seca convirtiéndola en un desierto. Los fines de semana, a los marroquíes les gusta salir de la ciudad y disfrutar del piragüismo en el embalse de Lalla Takerkoust, en La Pause se puede practicar el golf y dar paseos a caballo, ciclismo de montaña combinándolos con almuerzos orgánicos y donde también se puede pasar la noche en auténticas carpas bereberes o tradicionales bungalows de adobe

Pero si dispones de 2 o más días te gustará adentrarte en el desierto más auténtico , el de Zágora o Merzouga

Qué desierto ver…..¿Zagora o Merzouga?

Desde Marrakech los desiertos más visitados son Merzouga y Zagora. Si solo dispones de un par de días, el más cercano es Zagora, pero si dispones de 4 o más días te recomendamos visitar Merzouga. Durante el trayecto podrás disfrutar de los hermosos lugares y paisajes…

ZAGORA
El desierto de Zagora es el más cercano, está a 360 km de Marrakech. Es el más apropiado para excursiones de 2 días y está situado a unas 8 horas de coche. Aunque el trayecto es un poco largo se hacen diversas paradas para descansar.
Es un desierto más árido, sin las grandes dunas de Merzouga, pero con encanto especial…

MERZOUGA
Sin duda el más impresionante de Marruecos… y el más visitado.
Merzouga o Erg Chebi está situado a 550 km de Marrakech, es el desierto con el que un@ sueña. En su impresionante mar de dunas, está la duna principal Lala Merzouga (la madre) de unos 150 metros de altura, además de un cielo impresionante y lleno de estrellas.
Durante el trayecto, que se efectúa en dos días, podrás disfrutar de lugares espectaculares como el kasbah de Ait Ben Haddou, donde se rodaron películas y series como Lawrence de Arabia o Juego de Tronos… El valle de las Rosas donde se cultiva una rosa muy especial, la Rosa Damascena… las espectaculares gargantas del Dades  o el valle del Draa

En la web de Civitatis organizan excursiones de dos días o más al desierto. Eso si, el viaje desde Marrakech es largo, puede hacerse muy pesado, nuestra recomendación es que contrates los trayectos en un buen vehículo 4×4 .

También te recomendamos la agencia local https://www.viajes-marruecos4x4.com que están en el mismo desierto de Merzouga. Son expertos conductores, utilizan buenos 4×4 Toyata, hablan español y conocen el desierto a la perfección

PASAR UN DÍA EN LA MAMOUNIA

Suena a boutade, pero todo el mundo debería hacerlo alguna vez. Los médicos del alma deberían recetarlo en situaciones de desgana o tristeza. Suena a boutade y quizás lo sea, pero La Mamounia es uno de esos lugares que generan recuerdos para toda una vida. Para disfrutar de este hotel, un monumento nacional, no hace falta dormir en él. Para eso, para abrirlo y que sea un lugar vivo, existen pases de día que permiten absorber el mamounismo, una religión laica, universal y muy cosmopolita. El Season Pass (1500 dirhams), incluye un masaje relajante o un hammam tradicional y un almuerzo en el restaurante italiano o el francés, más el acceso a las piscinas, los jardines, las pistas de tenis y el gym.

Los jardines de La Mamounia son un acto de amor; fueron el regalo de bodas del rey Sidi Mohamed Ben Abdallah a su hijo, al Príncipe Al Mamoun en el siglo XVII. Para estar así de hermosos solo han necesitado dos siglos. Su camino central de olivos gigantes (hay doscientos, en total) es obligatorio, pero también sus limoneros, jacarandas, buganvillas, ágaves, chumberas, cactus… todos con su fiesta de colores y aromas. Puede que pasear por estos jardines al atardecer sea lo más romántico de todo lo romántico que podemos hacer en Marrakech. ( leído en Traveller Conde Nast)

VISITAR UN JARDÍN SECRETO

Los jardines nos vuelven sentimentales y soñadores y, qué es el romanticismo si no eso. Una visita a Le Jardin Secret nos impregna de la cultura y la historia de Marrakech. Puede que te pierdas al encontrarlo pero es parte del encanto. Está en la zona de Mouassine, en la entrada de la medina de Bab Doukkala. Puedes pasar por la puerta y no darte cuenta de que detrás de ella se esconde esta joya. Eso es un rasgo común de esta arquitectura: todo transcurre en el interior.

Esta construcción data del siglo XVI y fue reconstruida en el XIX. Hace unos meses se abrió al público por primera vez en su historia. Ahora se pueden visitar los dos riads que lo componen y sus respectivos jardines, uno islámico y otro exótico. También cuenta con una torre a la que, por supuesto, subiremos a sentirnos vigías. Hay pocas torres así en la ciudad. Le Jardin Secret es interesante, en primer lugar, porque es hermoso y, en segundo, porque mantiene intacta una estructura arquitectónica e hidráulica muy antigua. Este jardín nos interesa porque lo han rehabilitado con un gusto exquisito. También porque permite respirar de la densidad de la Medina. De paso, nos enseña mucho del pasado de la ciudad y también del presente.

Paseo en Camello por el Palmeral.

En este paseo disfrutaréis del frescor de las más de 100.000 palmeras que componen el palmeral de Marrakech a lomos del vehículo tradicional marroquí¡Es ideal para todas las edades!

Una Visita guiada por la Medina de Marrakech con un guía local

En el recorrido por el centro histórico recorrerás los principales atractivos de la Medina, entre los que se incluyen la Plaza de Jamaa el Fna, las Tumbas Saadíes, el Palacio Bahía, la Mezquita Koutoubia y los Zocos, un laberinto de olores, colores y sabores.

Paseo en calesa en por el Palmeral y los Jardines

¿Qué mejor forma de recorrer Marrakech puede haber que en coche de caballos? Cómodo, con estilo, ofreciendo un punto de vista diferente y con un precio aceptable. Es una experiencia memorable.

Paseo en globo por el norte deMarrakech

Despegaremos a las 7:00 de la mañana, y durante una hora surcaremos el cielo en silencio, haciendo de ésta una experiencia única.

y también puedes….
  • Recorrer la medina con un fotógrafo profesional.
  • Un paseo gastronómico por Marrakech con un experto foodie
  • Recorrer Marrakech en bicicleta con un local
  • Una clase de cocina marroquí con un chef profesional
  • Ascender al Monte Atlas con un experto guía de montaña
  • Recorrer el Palmeral en camello
  • Hacer una excursión al Atlas visitando pueblos bereberes
  • Pasar un día con una familia marroquí
  • Hacer treking en el Atlas con un guía bereber

Protocolo social recomendable

El saludo habitual es siempre el “Salam Aleikum”, de manera más formal y simplemente Salam si es algo más informal. La respuesta a Salam Aleikum es Aleikum Salam

A los marroquíes les encanta el contacto humano, especialmente con personas de su mismo sexo. Abrazarse, besarse en la mejilla, hasta 4 besos alternativos, y agarrarse del brazo es una costumbre extendida entre los hombres.
Entre mujeres al conocerse o saludarse es habitual que se den o bien la mano, 4 besos intercalados o un beso en una mejilla y varios seguidos en la otra.
El trato entre hombres y mujeres es distinto, es mejor que espere a que ella inicie el gesto de estrechar la mano, pues las mujeres no suelen tener la costumbre de besar o abrazar a un hombre.

Una costumbre arraigada pero cada vez menos frecuente entre los jóvenes es saludarse poniendo la palma de la mano sobre el pecho.
También aunque poco frecuente es besar la mano de las personas a las que se admira o llegar a besar su frente, es una costumbre poco frecuente pero que denota un gran respeto.

Los marroquíes y más concretamente los habitantes de Marrakech son bastante condescendientes con los turistas, sonreirán pero comprenderán que no conozcamos sus costumbres pero lo que no llevan muy bien es que rechaces una invitación, son un pueblo muy hospitalario y un rechazo por nuestra parte les hará sentirse incómodos. Cuando entres en la casa donde has sido invitado debes quitarte los zapatos y muy importante, antes de comer debes lavarte bien las manos, pues esta es una tradición muy arraigada. Otra costumbre que tienen es utilizar su mano derecha para tomar los alimentos y comer sin cubiertos, ayudándose únicamente con un trozo de pan para apoyar la comida y no se extrañe si después de comer escucha algún eructo, es una muestra de su satisfacción por los alimentos degustados, y si se anima a poner en práctica esta tradición sin duda lo tomarán como una muestra de cortesía que indicara al anfitrión lo bien que se ha comido su invitado.
Antes de empezar a comer se usa la fórmula «bismillah» como bendición y después de comer se suele usar la fórmula “hamdulillah”, como dando gracias por los alimentos.

Y recuerda, nunca metsa tu mano izquierda en el plato del que se sirva.

Algunos temas de conversación es mejor evitarlos

Volver a Cuestiones clave para tu viaje

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies