Safari en Africa y naturaleza

Un día de safari en África con los cinco grandes

Para los amantes de los viajes y la naturaleza un safari es una experiencia única e irrepetible. Dentro de los múltiples viajes con naturaleza y animales que puedes elegir un safari en África es, además de lo más típico, lo más impresionente que puedes llegar a realizar.

Todo gran viajero tiene en mente hacer algún día un safari, si además le fascina el mundo animal su objetivo se puede convertir en obsesión, pero ¿cómo transcurre un safari a lo largo del día? En este artículo os describimos brevemente la sensación de un viajero en un safari.

Todo comienza temprano, con una taza de café antes de partir para ver la salida del sol, momento que en la sabana africana adquiere la cualidad de mágico por la tranquilidad que aporta y sus sorprendentes tonalidades. A primera hora de la mañana la temperatura es aún baja, conviene abrigarse antes de  subir al todoterreno donde nos recibe el guía de expedición o ranger que nos da las indicaciones y recomendaciones a seguir durante el safari.

amanecer en un safari africano

Cada reserva cuenta con un ecosistema particular, lo que unido a la impredecible actitud de los animales hace que podemos encontrar a una manada de elefantes en un abrevadero o en un lugar apartado de la reserva con la actitud recelosa y atacante hacia nosotros de la elefanta líder de la manada. Los elefantes, a diferencia de los humanos, viven en matriarcado y se nota por su perfecta organización y convivencia. 
Durante nuestra excitante aventura podemos ver guepardos machos escaneando los alrededores en busca de presas; a las desgarradoras hienas, en posición de ataque y manadas de jirafas y cebras pastando apaciblemente sin sospechar el peligro que les acecha. Los rangers tienen un sexto sentido cuando se trata de encontrar vida salvaje, por lo que la observación está casi garantizada.

cebras bebiendo en un safari africano
león durante un safari en África

Después de unas horas de búsqueda y asombro se regresa al lodge para disfrutar de un exquisito desayuno, amenizado con las anécdotas que nos ha proporcionado tan provechosa mañana.

Durante las horas de calor los animales buscan refugio y permanecen resguardados lo que dificulta el poderlos ver, momento en el que también nosotros aprovecharemos para “descansar”, leer en el porche con vistas de nuestra habitación, nadar en la piscina, o recibir un reconfortante masaje en el spa. Los lodges más lujosos cuentan con espacios de tratamientos de belleza dignos de los mejores hoteles del mundo.

terraza de hotel de lujo en africa durante un safari

Si el amanecer es un momento mágico no lo es menos el atardecer, un momento oportuno para tomar un cóctel en la sabana antes de regresar al campamento. 
La cena en el lodge se convierte en una fiesta gastronómica compuesta por especialidades locales e internacionales, servida con cariño y ambientada con el sonido de la sabana.
Después de la cena, los invitados se reúnen alrededor de una fogata para escuchar música, contar anécdotas y observar las estrellas.

Y muchos de ustedes se preguntarán,  ¿Quienes son Los «cinco grandes”

Si algo les caracteriza es su indiferencia hacia el ser humano, a no ser que se sientan amenazados por él.
Estos son los animales más deseados en un safari en África:

León

¿Sabía que la leona es más rápida y ligera que sus congéneres masculinos?, se ocupa de la caza, mientras que los machos protegen y defienden su orgullo.

Elefante

El animal terrestre más grande que existe, criatura altamente inteligente, juega un papel importante en el mantenimiento de la salud de su ecosistema.

Rinoceronte

A menudo cazado furtivamente ya que su cuerno es un ingrediente apreciado en la medicina tradicional china. 

Búfalo.

Aunque carece de la temible reputación del león, es en realidad, el más peligroso de los «Cinco Grandes».

Leopardo

Con su velocidad y sigilo es el depredador  más esquivo de los “cinco grandes”, pues caza normalmente por la noche y permanece oculto durante el día.

 

Les deseo que en su safari  les suceda como a Ernest Hemingway cuando dijo:

“Ni una sola mañana me he despertado en África siendo infeliz”

rinocerontes durante una safari en África
compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies