vuelos con escala como destino final

Vuelos de ciudad oculta o «skiplagged»: en ocasiones más baratos, pero con riesgos

No hace mucho un amigo y lector del blog nos preguntó «Durante mi estancia en Nueva York quiero pasar unos días en Orlando y buscando buenas tarifas de vuelos he encontrado una que me ha llamado la atención, me sale más barato reservar un vuelo de Nueva York a Dallas  con escala en Orlando  y bajarme en Orlando sin utilizar el vuelo a Dallas que comprar un vuelo directo de Nueva York a Orlando. ¿Puedo fiarme?  me resulta raro que un vuelo más corto sea más caro que uno más largo con una escala»

El mundo de las tarifas aéreas es un mundo complejo, incluso para los agentes profesionales de las mismas compañías o para los agentes de viajes más expertos.

El tipo de tarifa a la que hace referencia se denomina “skiplagged» o en castellano “vuelo de ciudad oculta”, una práctica que consiste en bajarse en la escala en lugar del destino final. 

Esta práctica que utilizan los viajeros más expertos, especialmente los mochileros, aunque es legal conlleva ciertos riegos y conviene tomar precauciones. Aquí os mostramos las 9 claves a tener en cuenta si vais a utilizar este método de viaje.

 

  1. Deberás viajar únicamente con equipaje de mano y estar seguro de que las dimensiones del mismo cumplen con la norma establecida por la compañía. Si te preguntas el por qué la respuesta es bastante sencilla, si facturas equipaje no podrás recogerlo hasta el destino final y por tanto te quedarías sin tu equipaje. También puede ocurrir que las dimensiones de tu equipaje de mano que  creías correctas no lo sean para la compañía y te obliguen a facturarlo y claro… a recogerlo en destino, por lo que tendrías de nuevo el mismo problema. Asegúrate muy bien de las dimensiones máximas  del equipaje de mano para la compañía con la que viajes. 
  2. Si es destino final no es nacional o país miembro de la CEE deberás llevar tu pasaporte. Imagina que reservas un vuelo Madrid-Frankfurt-Moscú, pero tu idea es bajarte en Frankfurt.  Aunque en Frankfurt no te pidan el pasaporte para Moscú sí, y po r tanto al embarcar deberás llevarlo porque en teoría tu destino es Moscú.
  3. También si el destino final es un país que requiera visado o una visa electrónica (por ejemplo EEUU), necesitarás emitirlos, aunque no lleves idea de visitar el destino final, ya que el hacer los trámites de facturación te la pedirán, y vuelvo a poner el ejemplo de Madrid-Frankfurt-Moscú.
  4. Si tienes una tarjeta de fidelización con la compañía con la que vas a volar, ni se te ocurra darla para que te sumen las millas, la compañía al ver que no has utilizado el último tramo, anulará tu tarjeta de fidelización al considerar que te has pasado de listo.
  5. Y ¿Qué pasaría si el vuelo con escala se ve obligado a cambiar la ruta debido al mal tiempo que hace en el aeropuerto de escala donde tenías pensado bajar o por cualquier otra circunsatancia? Pues que aparecerás en una ciudad diferente a la que habías planeado, este caso no es frecuente, pero se da en torno al 2% de los vuelos. Ten presente que este riesgo, aunque bajo, esta presente.
  6. Y la precaución que yo considero más importante, utiliza esta práctica únicamente en vuelos de solo ida, ya que si tienes un vuelo de ida y vuelta y no utilizan el último tramo de la ida el sistema informático de la compañía anulará automáticamente tu vuelo de regreso, encontrándote con que tienes que comprar un nuevo billete el mismo día de vuelta, y por supuesto carísimo.
  7. Algunas compañías muy escarmentadas con esta nueva práctica del “vuelo de ciudad oculta” están tomando precauciones como pedir que muestres el billete de vuelta, si te ocurriese esto solo se me ocurre que compres en ese momento un billete de regreso de tarifa 100% reembolsable y lo anules en cuanto hagas la facturación del vuelo de ida.
  8. Y si vuelas a menudo al mismo destino mejor que no hagas excesivo uso de esta práctica por que la compañía puede hasta negarte el embarque por considerar que estás haciendo un mal uso de su política de tarifas, aunque como dije al principio está practica hoy por hoy se considera legal.
  9. Aunque no es una recomendación sí que quiero que tengas en cuenta en estos momentos en los que volar o no volar requieren de una reflexión medioambiental, ¿es ético dejar que un asiento que podría utilizar otro pasajero quede vacío?

Una vez que ya conocéis esta nueva forma de viaje, las claves y los riesgos que tiene recordar que muchas veces lo barato sale caro, y hablamos no sólo de los riesgos que nos pueda producir a nosotros como pasajeros, sino al planeta malgastando un asiento y el CO2 que eso produce o perjudicando a otra persona que no puede viajar a ese destino  y se ve forzado a coger otro posterior.

Si estás interesado sobre aspectos legales y derechos de los viajeros no te pierdas nuestro artículo sobre «qué hacer en caso de overbooking» en el que hablamos justo de lo que pasa al contrario, cuando las compañías venden más billetes que asientos tiene el aviónv(y te sorprenderá, pero también es legal) o qué hacer si «el vuelo se retrasa y pierdes tu conexión con otro vuelo».

compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies